I Creativi che hanno ammazzato la creatività

Non penso affatto sia una novità la profonda crisi dell’industria della creatività, che ha fatto in modo che i grandi di un tempo si riducessero ogni giorno fino alla loro atomizzazione e che con quello che é rimasto stia cercando in ogni modo di far redditizie le ossa di un negozio in continuo sfascio.

Non sto neppure reinventando la ruota dicendo che il continuo cannibalismo dei colossi dell’advertising ha trasformato un’industria culturale in un commodity svenduto per procurare dei profit agli azionisti che di sicuro non hanno idea (o non sono interessati) di come si faccia a creare il valore in questa realtà.

Allora, siamo tutti d’accordo? I CEO e CFO non capiscono che smembrando l’apparato creativo, il cui centro non è altro che il talento umano, si sono avviati a un lento suicidio.

Bene. Solo questo spiega la confusione dei nostri tempi? Certamente no.

Come Designer, in più di 13 anni di esperienza prima come tirocinante, poi impiegato, founder, cliente, consulente, ecc, mi sono trovato sempre immerso in un ambiente in cui avere le competenze giuste è cosa rara, e dove la mediocrità è più comune di quello che uno possa accettare. È vero che i clienti molte volte non capiscono quello che vogliono o peggio ancora, sanno perfettamente quello che vogliono, peccato che questo non abbia a che fare con la loro strategia commerciale, e quindi la frustrazione che ne deriva, fa sì che tutti se ne freghino un po’ del risultato finale, partorendo dei mostri di cui nessuno è veramente orgoglioso, rovinando cosí il rapporto commerciale.

Ma siamo realistici: i clienti non ci pagano perché siamo belli, né perché le nostre madri ci hanno detto da bambini che eravamo speciali. No: i clienti vogliono il massimo dal loro investimento e il nostro guadagno dipende da quello.

Un’altra cosa: i clienti non sanno, e non devono perché sapere.

Per questo ci pagano. Voi direte:

Si, ma se non faccio quello che dice il cliente sono morto!

Certo e no. È vero che ci sono clienti che non capiscono la differenza fra avere impiegati e assumere dei professionisti per trovare soluzioni che loro non sarebbero in grado di concepire. Ma il cliente di sicuro non è un assoluto ignorante: viene comunque da una realtà economicamente vincente, tanto che è in grado di poter pagare i nostri oneri. Quindi il cliente non è un nessuno che dovrebbe fare tutto quello che noi diciamo semplicemente perché qualcuno ci ha denominato “creativi”.

È qui il problema chiave: la creatività. Secondo voi, non sono creativi gli ingegneri che hanno creato il sistema di propulsione delle navette spaziali o gli scienziati che hanno decodificato il genoma umano? Voi mi direte:

Che c’entra, noi siamo in grado di creare storie che emozionano intorno a prodotti con zero valore nutrizionale

Certo, ci vuole creatività per rendere appetibile l’acquisto di veleno da parte dei consumatori e che questi pensino di aver preso una decisione consapevole.

Il problema si centra proprio su questo: noi abbiamo monopolizzato il concetto di “creatività”, rendendolo esclusivo della nostra industria, facendo enfasi sul fatto che siamo noi a produrre quel racconto efficace che consente al cliente di comunicare e suscitare reazioni intorno alla sua merce.

Ma i clienti non la pensano così. Per loro, la creatività non è se non un qualcosa di extra che non ha niente a che fare con la loro realtà produttiva e le decisioni serie della vita. Non danno un valore equo al nostro lavoro e non ci reputano alla loro altezza.

 

› Continua a leggere su Linkedin

Missione Artico

“Missione Artico” was a project developed at Leo Burnett Milan for Braun. I had the opportunity to develop the key art illustrations, game UX and the art direction for the mini clip where users are called to “rescue the lost parts of the cargo”.

The hardest part for me it was the mate painting: I had just one day to create the key arts in order to be approved and then , I had just five days to illustrate the entire collection of illustrations because the dev team in India was waiting for the pieces in order to test the game.

Client: Braun (Procter & Gamble)
Agency: Leo Burnett Milan
Year: 2013

Testimonianza al Newform Lab

Il Poli.Design intervista gli studenti del Corso di Alta Formazione in Licensing per i Beni di Lusso in cui ciascuno racconta la propria esperienza. Per me, in quanto unico studente straniero del corso, è stata un’esperienza più che interessante, considerata la pista in cui si sta dirigendo l’economia Sudamericana e per le sue crescenti potenzialità nel mercato del Lusso.

Una imagen no vale más que mil palabras

Una imagen no vale más que mil palabras

Puede que suene un poco contradictorio que un diseñador especializado en la dirección de arte diga semejante insensatez; una especie de suicidio dogmático respecto a nuestro quehacer que con tanto ahínco defendemos ante los llamados “artísticos” de nuestros clientes que hoy, en pleno siglo XXI aún les cuesta disociar nuestra labor de la de un artista, a pesar de sus profundas diferencias conceptuales.

Pues bien, no quiero ser colgado en una plaza pública, sino simplemente reparar en un hecho que todo diseñador (y de paso, sus clientes) deberían tener más que en cuenta.

Cuando desarrollamos productos de comunicación, desde un simple volante hasta una estrategia integrada de comunicación, siempre debemos considerar que por más capacidad que tenga un profesional y más calidad tenga el producto, si aquello que yace en el fondo de la comunicación es una basura, todo lo demás, por ende, lo es.

Es como una manzana podrida: Contamina el resto. Si no existe coherencia entre lo que se dice y lo que se hace, todo lo demás no serán más que palabras o, en este caso, imágenes deseosas pero poco prácticas.

Y es que es casi un pecado natural del diseñador creer que todo es cambiable netamente porque es viejo, porque el siempre pensó que podría ir algo mejor en la marca o simplemente, porque no le gusta. El último punto es el más terrible (y el más común por demás): Los diseñadores somos logófagos. Devoramos gráfica y siempre creemos que la podemos cambiar.

De todos modos esto no es solo aplicable a nuestra profesión, diría que es algo típico de todas aquellas que poseen un componente de ego más grande que las necesidades reales de nuestro quehacer, desde la arquitectura a la ingeniería. Incluso la medicina estética, escandalosamente poco criteriosa en el último tiempo. Pero de algo estoy seguro: Un médico no te haría un transplante de corazón sino fuera porque te estás muriendo; no es práctico, no es rápido, ni muy eficiente ni menos económico.

¿Dónde está el “equilibrio”?

Hay ocasiones en que efectivamente una identidad corporativa de una institución no da más. Otras, donde la comunicación se ha hecho realmente a palos de ciegos y urge cambiarla de raíz sin asco. También hay aquellas donde todo lo que relacionado a la proyección del quehacer de una institución está mal y debe cambiarse. Pero atención: Nuestra labor no sustituye las carencias administrativas, burocráticas, de rol, sociales, comerciales ni financieras de una institución (y cuando digo institución entiéndase por un concepto genérico, no necesariamente algo público), eso es labor de las propias instituciones y sus áreas administrativas, burocráticas, de rol, sociales, comerciales y financieras. Sin embargo, nos debería interesar, y mucho.

He aquí el porqué del título de esta columna “Una imagen no vale más que mil palabras”: Nuestro trabajo no sustituye hechos plausibles de caos institucional y que para los usuarios de esa institución (e incluso para la misma) son evidentes.

Ejemplos hay miles, pero yo siempre calzo a los mismos: Movistar. Me parece que son la personificicación de lo que “no debes hacer”:

  1. Servicios deficientes
  2. Alta baja de servicios (clientes que se van)
  3. Burocracia
  4. Poca claridad en la política de servicios
  5. Alta tasa de reclamos

Sin embargo, siguen vendiéndose como una empresa “amistosa”, comprometida con el usuario y con un énfasis emotivo que resulta esquizofrénico pues, todo lo que hace en términos prácticos es absolutamente distinto a lo que comunica. Y no es que crea que sus ejecutivos son unos malvivientes, en absoluto. Quizás ellos crean que de verdad deberían ser así. Pero en comunicación el DEBERÍAN debe siempre ser cambiado por un DEBEN.

Es una falsa oferta. Yo no podría decirle a la gente “mírenme, soy rubio” cuando es evidente que no lo soy. Coherencia. Las imágenes pueden decir mucho, si, pero necesitan estar respaldadas por un discurso que le haga sentido a quienes las reciben.

Sino, sería más fructífero hacer nada.

*Este Artículo ha sido publicado en el sitio de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Chile y Zappinglatam.com. Si deseas publicarlo en otro sitio, solo basta citar la fuente.

Diseño Integrado de Estrategias On-Line

Taller en UASLP

Entre el 7 y 9 de Octubre, fui invitado cordialmente por la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, México con motivo del XXI Encuentro de Escuelas de Diseño Gráfico aunadas por Encuadre, a dictar un taller de tres días que titulé “Diseño Integrado de Estrategias On-Line”. En el, revisamos algunos tópicos (de manera bastante comprimida) de la filosofía del cambio y las nociones de construcción de estrategias de diseño para la comunicación On-Line en un esquema global de integración.

Aquí les dejo la presentación que realicé, un poco más complementada y unificada. Espero todas sus dudas y consultas para seguir mejorándola.

Un abrazo a todos y un especial agradecimiento a la Maestra Angélica Vilet no solo por su invitación, sino por su acogida, como a Luz María Moreno por ser la mujer clon y estar en todas partes a la vez cuando se la necesitaba. A la Maestra Silvia Marín y sus asistentes Olivia y Mariela que estuvieron a la orden de cualquier solicitud del taller. Y finalmente, a los chicos Boiler y al “Padrino” (en especial a mi carnal Aníbal que me llevaron a conocer “el verdadero México“) por regalarme una de las mejores experiencias de mi vida. ¡Viva México!

Descarguen la presentación en PDF acá:
http://felipeiglesias.cl/docs/dieo01_felipeiglesias_com.pdf

PD: Aquí algunas fotos que tomé durante el evento
http://www.flickr.com/photos/felipeiglesias/sets/72157625112351474/

Algo Habrán Hecho

Cliente: TVN
Supervisión: Solo por las Niñas
Producción: Feels

Brief: Feels me solicitó liderar la Dirección de Arte y Coordinación del proyecto Algo Habrán Hecho por la Historia de Chile, licencia de la argentina Eyeworks-CuatroCabezas que sería lanzado con motivo del Bicentenario de Chile.

Para ello, junto a Feels conformamos un equipo de 4 personas: 2 animadores y un director de arte asistente.

El plazo fue bastante ajustado, tan solo 5 meses para 8 capítulos, período en el que desarrollamos más de 300 animaciones que permitían complementar la dinámica informativa del programa. De este modo, coordiné junto a Solo por Las Niñas los guiones de las animaciones y sus correciones, al tiempo que supervisaba el desarrollo del arte y la animación.

El resultado ha sido muy exitoso y significó un gran desafío personal para mi y mi equipo.

Pesona v/s Personalidad de Marca I

Persona V/S Personalidad de Marca

Desde hace al menos un año y medio me encuentro trabajando en un concepto que apareció súbitamente durante mi Tesis sobre Desarrollo Corporativo (que, dicho sea de paso, mi comisión examinadora no pudo destrozar para su pesar, lo que no les impidió ponerme la peor nota de aprobación de título so excusa de no gustarles mi camisa) que se origina en la relación existente entre los usuarios, las marcas y las nuevas tecnologías que sirven de contacto entre las partes. No estoy hablando desde el supuesto teórico que pregona de manera falsamente lógica que “TODOS los usuarios hacen una reflexión interna respecto a porqué utiliza determinado producto”, sino algo más bien práctico, tangible y hasta un poco esquizofrénico vinculado a la personalidad de marca pero va ligeramente… bastante más allá en cuanto al grado de vinculación establecido entre el usuario y la marca, que he denominado “Persona de Marca“. Es un tanto cacofónico pero al menos está en español. Vamos a por él.

Introducción al concepto de Persona de Marca

La Persona de Marca (PM) viene a ser la evolución natural (entendiendo el desarrollo tecnológico como algo endémico a la cultura humana) de la clásica mascota ligada a una marca representante de sus valores identitarios en una persona de carne y hueso, o algo similar a una antropomorfosis conceptual de la Personalidad de Marca y que, gracias a las nuevas tecnologías de sociabilización virtual (redes sociales como Twitter, Facebook, Orkut, etc) permite a las Marcas interactuar directamente con los usuarios. Pero antes de explicar el funcionamiento de la Persona de Marca, es necesario entender el proceso anterior al nacimiento de estas, con aquel eslabón que llamaremos “Mascotas y Personajes de Marca”.

Mascotas y Personajes de Marca

La mascota haya su origen etimológico en el provenzal “mascoto”, sinónimo de sortilegio. Su existencia como ente identificatorio se pierde en el tiempo. Su patrón común es siempre estar relacionado de manera forzada a algúna entidad de modo simbólico; arbitrariamente elegida para represenar algo. Sin embargo, el término como lo entendemos hoy se popularizó a fines del siglo XIX en Europa y luego se masificó a todo el mundo.

EE.UU. ha sido un gran exponente en el desarrollo de personajes de fantasía que a la larga logramos identificar como la viva imagen de los productos cuyas marcas han desarrollado: Ronald McDonald (McDonald’s Inc.), el Coronel Sanders (KFC Inc.), Fido Dido (7UP), Tony Tiger (Frosted Flakes o “Zucaritas” de Kellogg’s) hasta Snoopy (Metlife) han llegado hasta nosotros como verdaderos embajadores comerciales por más de 40 años, incorporándose profundamente al imaginario colectivo.

Del otro lado del charco encontramos a Michelin (de Neumáticos Michelin, Francia) o Cobi (creado por el artista catalán Javier Mariscal para las Olimpíadas de Barcelona ’92) y que ha sido de los pocos personajes exitosos y trascendentes en la historia de los juegos sin morir en el intento, transformándose en un verdadero paradigma en cuanto al desarrollo corporativo e identificación social.

Nota: En general, la mayoría de los eventos deportivos del mundo buscan representarse a través de mascotas, construcción figurativa que permite acercar de manera más emotiva al público y que estos adopten como propios los valores del evento.

En el resto de América no lo hemos hecho mal y tenemos grandes exponentes como el osito Bimbo (de Grupo Bimbo, México, acá en Chile conocido como Ideal), “Juan Valdez” (de PROCAFECOL, Colombia), a Zeca Pagodinho (Brahma, Brasil), Mr. Músculo (Johnson & Son, Argentina) entre otros. En Chile abundan a destajo las mascotas desde los hipertensos Billy y Maik (Bilz & Pap, de CCU), pasando por el corazoncito Chiquitín (yogurt Chiquitín, de Nestlé) hasta nuestra “amada” Josefina Correa (Supermercados Lider, de Wallmart-D&S). Hay casos tristes como Ivo, la chinchilla (del Servicio de Impuestos Internos) oque solo podrían caber en la clasificación “What you can’t do!”.

En general todos son inventos más o menos esquizofrénicos de personajes que representan a las marcas de manera literal como seres en el sentido más estricto de lo que podemos entender como mascota. Mas, en el caso de Juan Valdez, Zeca y Josefina Correa entramos al extraño mundo de las representaciones humanas (ok, Ronald McDonal también es un humano disfrazado de payaso, pero ahí sostenemos la caricatura por sobre el “ser humano” para poder explicar la diferencia entre lo completamente ficticio y aquella ficción humanizada). Puesto que son personas de carne y hueso y, por tanto, deberían reflejarnos lo que ellos piensan y sienten por la vida, el caso de las “Personas de Marca” en este nivel primitivo de comunicación es bastante interesante, pues resulta que la apuesta de las marcas tras ellos no va por el lado de la fantasía ni los ideales fantaseosos, sino por la identificación real de estos con los valores esperados de sus usuarios.

Juan Valdez

Juan ValdezJuan Valdez representa, inicialmente, al “estereotipo” del cafetero colombiano, principalmente paisa (como se conocen a los habitantes del eje cafetero compuesto por los departamentos de Antioquia, Caldas, Quindío y Risaralda): Un tipo fuerte, de edad media, que porta sombrero, ruana, carriel, junto a su fiel burro cargado de sacos y elementos diversos para el comercio.

Para los que hemos tenido la oportunidad de estar en Colombia sabemos que esta descripción, más que una caricatura es la síntesis de un estilo de vida muy particular y activo en esas regiones del país y que si bien en muchos casos el burro ha cambiado por sendas 4×4, todos los demás elementos siguen vigentes, incluyendo el bigote. Es por tanto esta figura el tipo que representa de mejor manera a ese pueblo del café que agrupados por PROCAFECOL sale al mundo como la marca Juan Valdez, el referente identitario ideal que encarna un estilo de vida único y particular que se distingue de otras locaciones cafeteras del mundo y asume con orgullo su condición.

Su éxito no es gratuito: Ha sido una constante inversión en Marketing iniciada desde 1959 hasta hoy, y potenciada desde 2006 luego de la llegada de Gabriel Silva Luján a la gerencia de la federación que permitió el boom de las marcas “Café de Colombia” y “Juan Valdez” a todo el mundo, dando un importante impulso a la economía colombiana. Tan rotunda ha sido su penetración de marca que hasta la han querido plagear de manera penosa (ver link).

Zeca Pagodinho

Zeca Brahma

Zeca Pagodinho es un caso más extraño. No representa a nadie en la empresa. No se parece más allá que a algún brasilero de raza mestiza y su estilo de vida no dista mucho del de muchos otros compatriotas de clase media baja. Mas, Zeca no es un don nadie: Es uno de los más célebres exponentes de samba brasilera. Un músico e interprete de excepción que gana precisamente su apodo a su garganta “seca”, hecho que lo transforma en un connotado bebedor de cerveza.

Sin ir más lejos, antiguamente Zeca era la “imagen” de otra cerveza aunque siempre confesó beber Brahma, hasta que Brahma lo levantó. Y claro, porque la imagen de Zeca es valorada por los brasileros.

Es en este caso donde vemos una fusión e identidades bastante particular porque ya no es la empresa la que se identifica a través de su persona de marca, sino el público al que está dirigido el producto, lo que establece un puente emocional que le quita ese grado de multinacional y la acerca a producto de la barriada, lo que le ha brindado excelentes resultados, tanto a Zeca como a Brahma.

Quizás su elección resulte de un análisis que he denominado como “Criterio de Autoridad Bilateral” (CAB) que veremos más adelante.

Josefina Correa

Josefina CorreaEn el último caso, y el más complejo diría yo se encuenta Josefina Correa, una mujer de edad media, de estrato socioeconómico medio alto a quien se le inventó un puesto (Gerente de Personas) para suavizar y feminizar a una compañía que no se ha caracterizado comercialmente por ser de las más “cariñosas”: LIDER es una empresa gigante que utiliza muy malas prácticas, tanto laborales como con sus proveedores, que se impuso en el mercado de manera meteórica y que, una vez afianzada su posición de lider, comenzó a relajar su comportamiento y ha mejorado bastante su servicio al cliente y desarrollo corporativo. Aunque los proveedores se siguen quejando.

Desde su “creación” en 2006 la figura de Josefina Correa le ha generado grandes dividendos a LIDER en términos de comunicación, como lo evidencia el EFFIE de plata ganado en 2008 y en términos de presencia mediática, cualquier acción social positiva de la empresa, está liderada por esta mujer, lo que le da un Top of Mind (TOM) altísimo.

De todas maneras y a pesar de que muchos le tengan poca credibilidad a su figura (sobre todo por el hecho de que cada vez que se le pide improvisar, en el caso de la Teletón, su desempeño es bastante mediocre) la empresa ha hecho mucho énfasis en potenciarla a través de campañas en las que su figura corona un beneficio, lo que a la larga le permite aguantar sobresaltos.

Finalmente, y lo importante, es que la gente identifica plenamente a Josefina con LIDER, lo que de seguro da por satisfecho a su departamento de marketing.

Hacia la Persona de Marca

Si bien estos tres casos nos hablan de personajes de marca de carne y hueso que en términos comunicacionales han dado excelentes resultados a las compañías que los desarrollan, aún están lejos de ser PM, pues si bien representan los valores de la empresa en cada momento que se les requiere, su nivel de interacción con el usuario sigue siendo precario y enmarcado dentro del formato publicitario.

Esto no significa que el desarrollar personajes de marca sea una práctica obsoleta en si misma. Los casos anteriores son fiel reflejo de un modelo exitoso. El desafío planteado es ¿Qué hacer con ese inmenso potencial de comunicación que tienen los personajes de marca y que, por un tema de modelo conceptual, no es optimizado?: He ahí el caldo de cultivo para el desarrollo de personas de marca.

Pero para lograr desarrollar de manera optimizada una persona de marca, es evidente que no podemos pretender ni en el más remoto de los casos transformar a nuestro personaje en una especie de candidato político que está día a día haciendo puerta a puerta en todas las casas del país. Eso, además de ineficiente, es extremadamente costoso y hasta ridículo.

Sin embargo, gracias a la tecnología, hoy podemos hacer que nuestros personajes se comuniquen directamente (o casi) con los usuarios, pudiendo aprovechar ese feedback que el personaje de marca en si, como modelo, es incapaz de recabar.

Facebook

Facebook es una plataforma gratuita de redes sociales creada por Mark Zuckerberg en 2005 como una red de estudiantes de la Universidad Harvard, pero actualmente está abierto a cualquier persona en el mundo. Permite una gran interacción entre los usuarios a través de redes sociales por interés (país, región, educación, etc) lo que lo hace una plataforma muy atractiva en términos de viralidad, pues no solo permite subir y acceder a contenido, sino compartirlo y “favoritearlo”.

Para el caso de una PM, Facebook permite hacerla “existir” de diversas maneras: Como grupo, como Fan Page y lo más importante, como Perfil.

Tanto el Grupo como la Fan Page establecen una comunicación indirecta con los usuarios, pero al menos nos permite tener estadísticas claras de quienes siguen a nuestra persona de marca e ir tanteando el terreno, al mismo tiempo que facilita una comunicación masiva a un segmento decididamente proclive a nuestra marca. Pero para efectos de “corporalidad” de la PM, son demasiado corporativos.

En cambio, el Perfil de Usuario “aterriza” a nuestra PM, dándole un carácter más humano. Allí, podemos establecer aspectos de índole “personal” que vayan dando un cariz de legitimidad humana a una constitución comunicacional eminentemente conceptual: Es una especie de androide cuyos valores y emociones están constituídos a partir de la personalidad de marca y todos los valores asociados a ella, por lo que nuestra marca, finalmente, logra la antromorfosis digital.

Twitter

Twitter es una red social y servicio de microblogging que permite a sus usuarios enviar y leer entradas de texto de 140 caracteres como máximo denominados “tweets”. Es una plataforma muy flexible pues no solo permite enviar los mensajes desde sus sitio web oficial, sino que intercomunicarla con “clientes” que facilitan su uso y lectura (como Tweetdeck, Hootsuite, blogs, Facebook, desde teléfonos móviles via SMS, etc.) lo que hace su contenido tremendamente expansivo.

Para efectos de la PM, es su voz y oído: Su calle. La verdad que aunque no tuviera Facebook, una PM puede existir sin ningún problema desarrollando su “vida” a través de Twitter, pues el grado de impacto y facilidad de difusión de la red es exponencial, al nivel que su mal uso puede resultar perjudicial para la marca, lo que implica el mayor cuidado posible al tiempo de asumirla como portavoz de nuestra PM.

Ello implica no solo “hablar”, sino que todo lo que se hable tenga que ve con la personalidad de marca y sus valores asociado. Lo mismo que sus respuestas. Y, lo más importante: Tener claro que no puede pretender existir como una Diva a la cual la gente sigue pero que no genera ninguna interacción o respuesta, pues aquello traerá como consecuencia una mala fama inmediata.

Nota: La utilización de estas dos redes sociales no es excluyente de otras. Simplemente las he destacado pues reunen en sí características que permiten acceder a un público masivo con un grado de penetración mayor a otras redes existentes debido a su popularidad. Pero lo cierto es que mientras mayor presencia, mejor. Lo importante es no dejar “botada” ninguna de ellas pues implicaría caer en una promesa incumplida de comunicación.

Continuará…

Nuevos Conceptos de Diseño en Palermo

Nuevos Conceptos de Diseño en Palermo

Así es. Tras la frustración de no poder haber realizado en 2009 mi charla “Cortando la Web 2.0”, este año finalmente y si todo marcha como hasta ahora, haré presencia nacional en el V Encuentro Latinoamericano de Diseño en Palermo, Buenos Aires, Argentina.

Sin embargo, como ya pasó la vieja con el tema (y lamentablemente no podré contar con la gran ayuda técnica de mi socio en @Thesodastudio Cristián Dagnino), es que desarrollaré una charla donde expondré (y espero discutir con los asistentes) una propuesta teórica en la que vengo trabajando hace algún tiempo y he tenido el agrado de presentar a pedacitos en charlas del DuocUC y la UTEM, vinculada a la redefinición del diseñador profesional en un mundo completamente tecnologizado.

La charla se denomina “Nuevos conceptos de integración para el diseño”

El abstract es más o menos así:

Entramos de lleno al Siglo XXI y este se presenta con un sin fin de dudas y desafíos que deben ser respondidos mediante la utilización precisa de una batería de conceptos técnico-teóricos claros para el desempeño de la profesión de manera exitosa, lo que a la larga separará a un diseñador de facturas de un Director de Arte Integrado de alto vuelo.

Probablemente algunas de mis ideas no le caigan muy bien a algunos profesores pero bueno, la idea es pelear un rato y así hacer más entretenida nuestra propia visión del quehacer del diseño.

Desde ya los dejo invitados:
Día: 28 de Julio 20:00 hrs.
Lugar: Mario Bravo 1050 – Aula 3.9

Más informaciones en el Sitio del V Encuentro Latinoamericano de Diseño

Cortázar: El jazz de la duda

Cortázar: El jazz de la duda

Cortázar no escribe, habla. Su literatura se devela como una continua irrigación de palabras que casi siempre son enigmas sin respuestas o pensamientos entrecortados.

Porque así piensa el hombre, porque Cortázar es un hombre. Un hombre sabio.

Paradójicamente, aquellos que reconocemos como los mayores sabios y genios de nuestra historia distan mucho de ser personas que realmente sepan algo que nosotros no. Por el contrario, son grandes ignorantes cuya virtud es saber hacerse preguntas que nadie más se ha hecho. Y claro, son obsesivos. Tan así que son capaces de transformar la duda en parte de su existencia: Una misión de vida. Algo que perseguir.

Porque indagar en el enigma de las cosas permite abrir nuevas puertas, que no son sino nuevas dudas que parecen respuestas pero que, en lo concreto, no son más que débiles luces de lo intangible, lo inexplicable.

Incluso antes que el hombre trasladara su pensamiento a escritura que, semiosis mediante, significó algo para sus cercanos, la duda lo motivó a la búsqueda: El camino interminable hacia el saber.

Quizás el lei motiv de la evolución se halle en la esperanza de llegar a saber y en la certeza de que nada sabemos en realidad más que apilar de manera más o menos racional (para nosotros) líneas y líneas de especulación y convenios que asimilamos como conocimiento, aunque en realidad son solo percepciones fragmentadas cómodamente para nuestro entendimiento.

Ni la ciencia más exacta puede esquivar las concesiones, convenios y la lógica humana: Son en cuanto el hombre puede asirlas bajo el esquema de pensamiento común o parámetros desarrollados a partir de reglas muy limitadas sin las cuales nada vale.

Como Charlie Parker que finalmente no hacía sino perseguir el propio fin de su tiempo a través de su música. Que de tan lleno de dudas se creía vacío, pero estaba lleno. Cortázar lo sabía bien, de ahí su admiración tanto por él como por su música: Su transparente duda.

Pues no hay nada más admirable que alguien se auto defina como un ignorante, pequeño y simplemente virtuoso con sinceridad sobrecogedora. Mas, al hablarnos de sus enajenaciones, evidencia que cualquiera de sus dudas, hasta la más insignificante de aquellas, es más grande, compleja y profunda que cualquiera de las nuestras. Y que por lo mismo, las creamos banales.

Puede que allí radique la belleza del arte: Que a pesar de ser dificultoso, amargo e infinito, sigue siendo humano. Por más alto que pueda elevar nuestros espíritus; es obra nuestra. Podemos atribuirle orígenes divinos pero lo concreto es que está aquí, queda aquí.

Es una duda más de las que van apareciendo en esta persecución desaforada del tiempo que lo devora todo, pero que intentamos engañar perpetuando nuestras huellas en lo material de nuestras convenciones transportadas de generación en generación y que denominamos conocimiento: Testamentos en material imperecedero a la magnitud humana.

El conocimiento entonces adquiere su valoración en cuanto su utilidad, pero no deja de ser sino más que una convención. Es una manera racional en la que tratamos de validar nuestros intereses en un entorno hostil de hecho incontrolables e imprevisibles como la naturaleza o el olvido. Lo absurdo, es que en la práctica cualquier duda es válida y, al fin y al cabo, existe un momento en que una duda nos aborda a todos por igual. Algunos la esquivan. Otros, la enfrentan solo al final de sus días.

Aparece entonces la paradoja del tiempo, que siempre pareciera tener fin, pasa frente a nuestros ojos y se acaba. Pero tampoco lo hace, pues existe tanto como podemos creerlo nosotros como es en si, algo que está allí. Si nosotros no estamos, el tiempo sigue ocurriendo: No podemos asirlo ni detenerlo sino más que en la ilusión del control y la programación del mismo lo que a la larga, no son sino la más fehaciente muestra de nuestra vulnerable e incompetente concepción de las cosas.

Eso es lo que aprecio de Cortázar: Que duda.

Sabe que no sabe, como Sócrates. Tiene perfectamente claro que, finalmente, cualquier explicación no vale más que la propia duda. Que la vida en si puede valer tanto o menos en cuanta significancia tenga para nosotros y al mismo tiempo para los demás y que en resumen, lo que queda de nosotros es el registro de nuestra búsqueda infinita, las pistas de nuestro trabajo que son pequeños reflejos de lo en realidad somos: Perseguidores.

Creatividad, Motivación e Incentivo

Con Seba Sanchez hemos discutido largamente acerca de las condiciones necesarias para que la creatividad pueda operar de manera eficiente en un entorno de trabajo habitual y rutinario pues, trabajar con uno de nosotros no es fácil: Somos gente obsesiva, despistada, rebelde, trabajólica y crítica. Nos afectan los entornos, la luz, el color, los muebles y sobre todo, el ambiente de trabajo.

No es posible tratar de incentivar a una persona creativa igual que a una persona más racional. Porque la manera en que vemos el mundo y nuestras expectativas de vida son muy distintas.

En este video de la consultora RSA, se hace un estupendo análisis de como funcionan los trabajadores de pensamientos disruptivo versus los de pensamiento lineal. No es que unos seamos mejores que otros, eso puede darse de manera transversal.

El problema es que no podemos pretender que la gente que tiene una operativa mental distinta a la nuestra trabaje como nosotros y vice versa. Entender estas diferencias sustanciales puede hacer que una empresa donde la creatividad es vital para el desarrollo de los proyectos, sea existosa y no una puerta giratoria de talentos disconformes.

No todo es plata en la vida, aunque suene a cliché de neohippie, pero es cierto. Mucha gente hace las cosas simplemente porque quiere hacerlas, sino no existirían los voluntariados, los hobbies, el OpenSource, etc: Un buen desafío puede resultar más estimulante que un buen aumento. Mismo caso para tiempos libres, horarios y descansos.

Si el caso te suena parecido, toma nota! (está en inglés!)

Jazz Masters

Jazz Masters es una serie de ilustraciones (en desarrollo) acerca de aquellos artistas del Jazz que más han influido en mi vida, como Miles Davis, Paul Desmond, Charlie Parkes, Stan Getz, entre otros y de los cuales me siento muy agradecido simplemente por haber hecho su música.

Para ello, primero realicé ilustraciones con un tiralíneas sobre papel hilado, que escanee y limpié digitalmente, donde solo agregué un color de fondo y el nombre de cada artista.